top of page
Buscar
  • Justine

Asociación "Les Vieux Randonneurs"

Ustedes ya saben que en Laboa apoyamos el comercio ético, justo y solidario. Por eso, cuando la asociación "Les Vieux Randonneurs" se puso en contacto con nosotros, no dudamos en apoyar un compromiso tan bonito: ¡ofrecer una bonita jubilación a los caballos que hicieron soñar a grandes y pequeños!


En efecto, "Les Vieux Randonneurs" es una asociación que se ocupa de la jubilación de los caballos y ponis de la granja ecuestre Les Korrigans, situada en Bretaña. ¿Cómo lo hacen? Financiando los gastos relacionados con su mantenimiento (alimentación, alojamiento, cuidados...) para ofrecerles un buen final de vida.


Este club se dedica principalmente a la equitación al aire libre (senderismo, TREC...) y también está comprometido con la protección del medio ambiente. La asociación es una iniciativa de Marianne David, propietaria de la Granja Ecuestre. Marianne y sus jinetes quieren ofrecer una bonita jubilación a los caballos y ponis que han trabajado en su club. Una filosofía transmitida a cada uno de los jinetes que reúne el centro para garantizar el final de la vida de los equinos que tanto les han enseñado.



Tuvimos la oportunidad de hablar con Sabrina Leroux, miembro de la asociación, que nos contó un poco más sobre la organización y el funcionamiento de los "Vieux Randonneurs":


- ¿Los caballos que acogen a través de su asociación permanecen retirados en el club o se envían a otro lugar?


"La asociación tiene diferentes "modalidades de acogida" para sus caballos jubilados: algunos caballos se quedan a veces en el centro hípico, como Vanille, el caballo más viejo y mascota, que (casi) pasea libremente por el club. También tenemos un campo cerca del club, cedido por particulares, donde alojamos a algunos de nuestros caballos. Los visitan a diario voluntarios y jóvenes en servicio cívico.


Intentamos dar prioridad a la acogida en la medida de lo posible. Se trata de personas que a menudo buscan un caballo que les haga compañía y quieren hacer una buena obra. Actualmente tenemos 8 caballos en 6 familias.


- ¿Sólo aceptan caballos de edad avanzada o también caballos que se jubilan anticipadamente debido, por ejemplo, a cojeras u otros motivos?


"No hemos definido una edad para la jubilación, nos adaptamos al caballo y a sus necesidades. Algunos se jubilarán porque tienen un problema de salud incompatible con el trabajo en un centro ecuestre (Biscuit, por ejemplo, que tiene un enfisema), otros se jubilarán porque ya no desean trabajar. La decisión de jubilar a un caballo la toman Marianne y su equipo. Son ellos quienes mejor conocen a los caballos, ya que trabajan con ellos a diario.


La jubilación se hará de forma muy gradual, si es posible, la actividad del caballo se reducirá poco a poco, hará menos sesiones y menos sesiones físicas, hasta que deje de trabajar por completo. Si su estado lo permite, incluso podrá dar algunos paseos tranquilos con su familia de acogida.


A veces hay que retirar a un caballo porque está herido o enfermo. Nos pasó con Jurassic, que se rompió la cadera en un accidente en un prado cuando aún estaba en plena forma. Después de asegurarnos de que su estado no le causaba dolor a diario, fue retirado".


- ¿Cómo funciona la asociación a lo largo del año? ¿Con donaciones? ¿O se organizan otros eventos? ¿Hay un fondo en línea?


La afiliación de los jinetes del club a la asociación Les Vieux Randonneurs es sistemática y está incluida en la cuota del club. Esto les permite pagar el seguro, el mantenimiento del camión utilizado para transportar a los jinetes jubilados, la gasolina, el alojamiento de los ponis que se quedan en la granja y la comida.


El festival anual del club, enteramente en beneficio de la asociación, es su mayor fuente de ingresos. El evento reúne a todos los jinetes del centro hípico, a sus familias y también a antiguos jinetes del club que acuden por la "buena causa". Y durante el año se organiza al menos otro evento: una comida, un paseo u otra animación temática.


La asociación también recoge donativos espontáneos. También se ofrecen "intercambios": los visitantes pueden recoger frutos secos en el club o llevarse ropa de equitación de segunda mano a cambio de un donativo de su elección.


La asociación no cuenta con un sistema de apadrinamiento, pero existe una caja de caudales en línea: AQUÍ para las personas que deseen ayudar a Les Vieux Randonneurs pero no puedan hacerlo directamente.



- ¿Los particulares le confían sus caballos viejos?


El principio de la asociación es garantizar un futuro feliz a los caballos jubilados de la Granja Ecuestre. Desgraciadamente, para la sostenibilidad de su acción, tienen que limitarse a sus caballos.


"Nos hemos hecho cargo de algunos caballos viejos 'de fuera' en situaciones muy excepcionales. Por ejemplo, el club compró a Yoda y se hizo cargo de su amigo de prado, que ya era viejo, para que no se quedara solo. Este último pasó a estar bajo el cuidado de la asociación. Pero para que nuestra acción sea duradera, debemos limitarnos a los caballos de los Korrigan.


- ¿Tienen que atender a un número limitado de residentes?


"Les Vieux Randonneurs" cuenta actualmente con 16 caballos jubilados, con una edad media de 26 años. El más veterano tiene 35 años, y otros dos rondan la treintena.


"Hemos llegado a tener hasta 20 caballos jubilados al mismo tiempo. Es difícil establecer un límite, ya que no podemos predecir cuánto vivirán nuestros caballos, y cuando hay que jubilar un caballo, no podemos negarnos decentemente a aceptarlo", dice Sabrina.



- ¿Qué paga la asociación por estos caballos viejos, la totalidad o parte de los gastos (gastos veterinarios, mantenimiento, cuidados, dentista, osteópata, ...)?


La asociación se hace cargo de todos los gastos relacionados con los caballos a su cargo: alimentación, cuidados, medicación, equipamiento, final de vida... Se benefician de los mismos cuidados y atenciones que cualquier otro caballo del club. Los cuidados se adaptan a su edad y estado de salud, y también se presta atención a su comodidad.


"Cuando el caballo es acogido por una familia, les pedimos que proporcionen al menos "alojamiento y manutención", es decir, lo relacionado con el alojamiento del caballo y su alimentación básica, y nosotros pagamos todos los demás gastos. A veces, las familias se encargan de los cuidados rutinarios (como podar, desparasitar, vacunar) por iniciativa propia y piden ayuda a la asociación para gastos más excepcionales", nos informa Sabrina.


- ¿La asociación sólo cuenta con voluntarios? ¿Quiénes son las personas que la hacen funcionar?



La asociación cuenta con voluntarios y jóvenes en servicio cívico puestos a su disposición por la "Association Sportive des Korrigans" ("Asociación Deportiva de los Korrigans").


Algunos voluntarios desempeñan funciones permanentes, como los miembros de la junta directiva. Otros participan de forma más ocasional para un acontecimiento o una acción concreta (la fiesta del club, una jornada de desbroce, la visita del herrador, etc.). Entre nuestros voluntarios hay jinetes actuales o antiguos del club, padres de jinetes o personas que simplemente son sensibles a nuestro enfoque. También contamos con el apoyo del equipo de la Ferme Equestre Les Korrigans, muy implicado en la asociación y en la gestión cotidiana de los caballos retirados. La asociación funciona porque el club está muy implicado.


- ¿Se puede comprar uno de los caballos viejos si alguien cae bajo su hechizo?


"No, no vendemos nuestros caballos retirados, es nuestra garantía de que tendrán el final de vida que se merecen. Colocamos a nuestros caballos en familias de acogida con un contrato permanente, la "Ferme Equestre Les Korrigans" sigue siendo la propietaria de los caballos. No cobramos ninguna tasa de adopción a las familias que los acogen. La mayoría de las familias conservan el caballo acogido hasta su muerte. Se convierte en un miembro de pleno derecho de la familia y le tienen mucho cariño. Sin embargo, sabemos que la vida no es un camino de rosas y, al seguir siendo los propietarios del caballo, estamos seguros de que siempre podremos estar a su lado, ya sea para ayudar con los gastos veterinarios o para recuperar al caballo si la familia se ve obligada a desprenderse de él.


Para contactar la asociación o el centro ecuestre "les Korrigans" :


Facebook : @fermeequestre.leskorrigans o @vieuxrandonneurs56

Instagram : @korrigans56

Sitio web del club y de la asociación : https://korrigans56.fr o https://vieuxrandonneurs.korrigans56.fr


Y si quieres hacer una donación a la asociación "Les Vieux Randonneurs", está AQUÍ 😉 .

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page